lunes, 11 de marzo de 2013

Historia de los Lazcano. Por Salvador Lazcano Díaz del Castillo. Guadalajara, Jal., mayo del 2002

.

Hola!

Me sorprendio gratamente conocer esta pagina 

Vivo en Guadalajara, Jalisco, de una rama de los Garcia Lazcano que ha dado muchos hombres ilustres  a la Iglesia, al mundo intelectual y de negocios, e incluso el primer alcalde del primer municipio de Mexico como nacion independiente (Don Pedro Garcia Lazcano, segun creo abuelo de mi tatarabuelo, primer alcalde de Union de TVLA, al sur de Jalisco)

Tambien soy catolico comprometido y concuerdo con lo que ustedes expresan en su pagina sobre la fidelidad al Papa.
  
Les comparto con satisfaccion lo que un primo que ha investigado a fondo la genealogia de la familia escribio, en particular un capitulo sobre San Ignacio de Loyola,y la relacion con la familia Lazcano:

En la figura 8 está el árbol genealógico de San Ignacio de Loyola y salta a la vista la irregularidad del uso de apellidos. El actual sistema de dos  apellidos y su transmisión (primer apellido del padre + primer apellido de la madre) ha estado en vigor por poco más de un siglo. Antes del siglo XIX el uso de los apellidos siguió las mismas reglas, pero se admitían muchas excepciones. Se podía dar el caso de hermanos y hermanas con diferentes apellidos. Esto era así porque en algunas familias se extendió la costumbre que cada quien escogiera sus apellidos de entre los existentes en las generaciones de sus padres y abuelos. La razón para escoger uno u otro apellido podía ser: la persona en cuestión los tomaba como homenaje especial a un antepasado concreto; o bien el portador entendía que los apellidos escogidos eran de mayor prestigio social que los otros existentes; o, en algunos casos, era una obligación impuesta en algún testamento para recibir una herencia de un abuelo o una abuela, o algún otro pariente (Rancel).

En el caso de San Ignacio, su padre y su abuelo, posiblemente la permanencia del apellido Loyola sobre el Lazcano se debió a que su bisabuela, doña Sancha Yáñez de Loyola, fue la heredera de la casa de Loyola, mientras que su bisabuelo, don Lope García de Lazcano y Murguía, aunque descendiente de la casa de Lazcano, no poseyó el mayorazgo de ésta, como antes se dijo. Sin embargo, si hubieran regido las reglas actuales de apellidos en España, Ignacio de Loyola sería Ignacio de Lazcano.


Historia de los Lazcano
Salvador Lazcano Díaz del Castillo
Guadalajara, Jal., mayo del 2002

Saludos,
Luis Enrique Lazcano Flores


"No todo lo que cuenta puede ser contado y 
no todo lo que puede ser contado cuenta" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario