sábado, 5 de septiembre de 2015

A la memoria del distinguido y malogrado caballero Don Juan Piñero. Víctima de la epidemia, atendiendo personalmente a los coléricos en el Lazareto de San Francisco en Córdoba, su patria.

Lo publicado es bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948" FUENTE CONSULTADA Click



De paso en Maldonado, enero 8 de      

Querido Juan, te acuerdas de San Jorge? ¿te acuerdas de tu querido rubio?¿de tu inglés argentinado, de ese protestante, a quien con tu ilustración, suavidad y virtudes lo hicisteis ferviente católico? ¿te acuerdas de  ese amigo íntimo, depositario de todos los secretos de tu noble y pura alma? ¿Te acuerdas de ese nuevo hermano que había dado la egoísta Albión en medio del cariño que le profesabas?

   Pues él es quien, anegado en llanto y cubierto de luto a la par de toda tu familia, consagra a tu memoria su profundo dolor y sus lágrimas, por haber perdido en ti uno de los pedazos más caros de su corazón


Ah! Tu recuerdo, querido hermano, el recuerdo de tu acendrado mérito, de tu virtud y de tu ciencia, de tu ilustración,  de tu honradez, de tu cultura, de tu amabilidad, de tu carácter dulce y tolerante, de tu simpática y bella figura, será para siempre indeleble en la familia, como lo será en todos los que han tenido la dicha de haberte tratado con igual intimidad. 

   ¡Qué difícil es el consuelo en pérdidas tan irreparables! ¿Recuerdas, mi mejor y más íntimo amigo como me consolaste en Londres en la muerte de mi virtuoso padre también convertido al catolicismo por tu ciencia y vida ejemplar? ¿Recuerdas cómo así mismo consolaste en París a mi cuñada en la muerte de su bondadoso esposo? De igual manera es como yo, mi señora y mis hijos acallamos un tanto nuestros gemidos. Nosotros nos decimos, como tú nos decías de mi padre: “Ese árbol va a ostentarse desde hoy más frondoso y magnífico con esta inscripción que desde luego se leerá en una de sus ramas : D. Juan Piñero murió a los cuarenta y nueve años, mártir de la caridad.” 

  ¡Cuánto envidiamos tu corona, querido mío! ¿Y te olvidarás en el cielo de los que tanto amaste en la tierra? ¿De los que tanto lloran ansiando por volverte a ver? Ruega a Dios nos juntemos cuanto antes en la patria inmortal.

   Noble y numerosa familia del benemérito argentino D. Juan Piñero, virtuosa viuda Sra. D. Eusebia González de Piñero, ejemplares hijos D. Juan y D. Carlos Piñero, bellas hijas Sritas. Da. Justa Piñero de Roqué y Da. Gertrudis Piñero de Novillo, ilustrado y distinguido señor Canónigo Dr. D. Martín Piñero y demás respetables hermanos del malogrado Sr. D. Juan: recibid desde la distancia para vuestro consuelo las lágrimas y el dolor de uno de los más apasionados amigos  y el más entusiasta admirador de su revelante mérito. Nada consuela tanto cuando lloramos, como las lágrimas que se vierten para acompañarnos.

   Nuestro  querido Juan, más que virtuoso y ejemplar, era un santo, él está en el seno de Dios, su dicha es considerable. Además él ha muerto mártir de la caridad, ha dado su vida para salvar la de sus hermanos: nada hay tan grande como la corona y palma de los mártires.

   Mi inolvidable Juan, en el árbol genealógico de tu antigua y noble familia que un día me mostraste yo no vi. en todo él el nombre de ningún mártir. Ese puesto la Providencia lo tenía destinado para ti; tú eras quien lo debías llenar.


La lectura de esta dolida carta despierta ciertas reflexiones. Juan Piñero ha convertido a una familia protestante, al Catolicismo; la misma trasunta una fe adquirida, fuerte y segura, inconmovible, es la Gracia del Espíritu Santo que ha obrado.  Es sorprendente que hasta fines de 1958, no había ninguna duda entre la falsedad del protestantismo y la Verdadera Iglesia Católica. Irrisoria resulta la situación actual; y ¡muy grave! por el manejo subliminal del inconsciente del ser humano. Infinidad de incautos han caído, y siguen cayendo, en la apostasía; es un hecho, que se han dormido en una religión y sin darse cuenta, se han despertado en otra, contra la cual siempre se mantuvieron firmes. Nos habíamos acostumbrado, en una época no lejana, a dormirnos con un Presidente de la República, y al despertarnos enterarnos que teníamos otro. Se lo tomaba casi en broma. Ahora le tocó el turno a la religión, a la moral, a la honradez, a la familia, a la salud, a las relaciones humanas

Reflexión final. Evidentemente Juan Piñero vivió aplicando los preceptos de la Iglesia Católica y los practicó hasta la inmolación: "ama a tu prójimo como a tí mismo". Surge una comparación; ya que está tan en "boga" instalar por todos lados, aunque no se esté de acuerdo, el protestantismo y su clero, la vida de apóstol que realizó Piñero nos lleva a  insistir sobre la imposibilidad  de sostener la tesis del casamiento sacerdotal, nos evidencia lo impracticable de atender a dos familias simulatáneamente; Piñero tenía a su esposa y a sus hijos enfermos, no podía estar al lado de ellos socorriéndolos, tal que un sacerdote prodigaba sus cuidados a los apestados; cuando quiere ir a verlos él muere. Sus familiares sobrevivieron. 

EMILIO HILARIO ROQUÉ PIÑERO * (CARLOS ROSENDO, JUAN CONSTANTINO2, enrique1) nació 01 1868 en Córdoba, Córdoba, Argentina. Se casó VISENTA del LASCANO 10 de octubre 1890 en Córdoba, Córdoba; Argentina, hija de FRANCISCO JAVIER DE LAZCANO e Igarzabál

Hijos de EMILIO Roque Piñero y VISENTA del LASCANO son:
  1. MARIA CRISTINA NELLI ROQUÉ LASCANO b.24 07 1891, -30 enero 1965 Córdoba, Córdoba, Argentina.
  2. HUGO ROQUÉ LASCANO, m. AMANDA ALVAREZ. 17 de mayo 1893 01 de febrero 1962
  3. MIGUEL ANGEL ROQUÉ LASCANO, m. ROJO. 14 Julio 1895 18 de septiembre 1942
  4. JULIA IDEALINA ROQUÉ LASCANO.19 09 1899 -27 octubre 1926
  5. EMILIO ROQUÉ LASCANO.30 mayo de 1900, 10 novembre 1955
  6. CELIA ROQUÉ LASCANO.1 julio 1903 1 deJuly de 1992
  7. ENRIQUE ROQUÉ LASCANO.8 June1905-09 de noviembre 1953
  8. ELVIRA ROQUÉ LASCANO, b. 29 de diciembre March de 1907, 06 de agosto 1965, Córdoba, Córdoba, Argentina.
  9. ELBA ROQUÉ LASCANO , b. 21 August 1912/26 Abril 1992, Córdoba, Córdoba Argentina (Sra Madre de Don Carlos Gustavo Lavado Ruíz y Roqué Lascano).
* Copyright © por Carlos Lavado Roqué, 2017. Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario