martes, 10 de noviembre de 2015

Llamamiento a los Estados para actuar en la prevención del terrorismo nuclear - Protección de materiales e instalaciones.





Bandera de las Américas, adoptada como símbolo 
de las Américas por la séptima conferencia 
internacional Americana de Montevideo 
el 13 de diciembre de 1933.



Compartimos aquí la declaración titulada América Latina y el Caribe pueden marcar la diferencia. 

En esta declaración los líderes exhortan a los gobiernos de la región y del mundo a tomar las medidas necesarias para la ratificación de la Enmienda 2005 a la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares (CPPNM por sus siglas en inglés) y así posibilitar su incorporación plena al marco jurídico internacional. 

La Convención, es un instrumento clave para la prevención del terrorismo nuclear y del tráfico ilícito de materiales nucleares. Por ella los Estados Parte se comprometen a poner en práctica un sistema de protección de los materiales de uso civil en situaciones de transporte internacional. Esto incluye la sanción de un marco jurídico nacional en cada Estado para prevenir, detectar y castigar potenciales delitos. La Convención entró en vigor en 1987 y hoy cuenta con 152 Estados Parte. Sin embargo los riesgos a que se ven sometidos los materiales aptos para fabricar un arma nuclear (fundamentalmente uranio de alto enriquecimiento y plutonio) van mucho más allá del transporte internacional. 

Por eso en el año 2005 se abrió a ratificación una Enmienda que incluye la protección de dichos materiales en todo tipo de situaciones y también la protección de las instalaciones nucleares civiles contra sabotaje y otras amenazas. 

Lamentablemente luego de 10 años, aún no se alcanzó el número de ratificaciones necesarias (dos tercios de los Estados Parte) para su entrada en vigor, y se requieren aún las de 14 Estados para alcanzar dicho número. 

La Red visualiza como una gran oportunidad para la región que los Estados de América Latina y el Caribe, con 28 firmantes de la Convención de los cuales 18 aún no han ratificado la Enmienda, den los pasos necesarios para posibilitar la entrada en vigor de tan importante instrumento y también alienta a Estados de otras regiones a tomar la misma decisión. 

En virtud de incidentes cada vez más frecuentes en los que redes criminales tratan de sustraer materiales nucleares y realizar transacciones con grupos de gran peligrosidad como ISIS, el tema se torna hoy en día de alta prioridad. 

La declaración que aquí adjuntamos también se hará llegar a las autoridades de los países de América Latina y el Caribe que aún tienen pendiente su ratificación. La línea estratégica de la Red de Líderes de América Latina y el Caribe - LALN es trabajar para la reducción de los riesgos nucleares con un enfoque integrado que armonice y balancee los esfuerzos internacionales en seguridad nuclear, desarme y no-proliferación. Vemos este enfoque como la manera más efectiva para avanzar hacia la eliminación completa, irreversible y verificable de las armas nucleares y de los materiales para fabricarlas.

Irma Argüello
Secretaria de la Red Red de Líderes - LALN 
Noviembre 2015

América Latina y el Caribe pueden marcar la diferencia 

Noviembre de 2015 

La necesidad de una mayor protección física de los materiales nucleares aptos para fabricar armas, en particular del uranio de alto enriquecimiento y del plutonio, se vuelve cada día más acuciante en la medida que redes de tráfico ilícito expanden su acción alrededor del mundo. Estas redes criminales buscan obtener dichos materiales de modo indebido para luego venderlos al mejor postor a grupos terroristas o eventualmente, a Estados con intención de proliferar. 

Varios intentos frustrados en el pasado reciente llevan a reflexionar que si no se refuerzan de manera significativa las medidas de seguridad para protegerlos, es sólo una cuestión de tiempo para que esa conexión perversa se torne exitosa. 

En manos incorrectas tales materiales pueden utilizarse para la fabricación de un artefacto nuclear improvisado cuya detonación en cualquier nodo de actividad humana del planeta provocaría, sin lugar a dudas, un caos global. 

 Leer la Declaración completa...





Declaración inaugural, junio de 2013  (pdf)


*El Comandante Gran Maestre de la OCSSPSIL, Cte Pr (R) Dr D Carlos Gustavo Lavado Roqué Ph.D, Posgrado en Protección Radioógica y Seguridad Nuclear (OIEA), se desempeñó durante siete años como: Delegado por la Gendarmería Nacional Argentina, en el Comité Asesor en Protección Física de Instalaciones y Materiales Nucleares de la Comisión Nacional de Energía Atómica (C.N.E.A.).. Oficial de Enlace de Gendarmería Nacional Argentina ante la Comisión Nacional de Energía Atómica (C.N.E.A.), Oficial de Enlace de Gendarmería Nacional Argentina ante la Autoridad RegulatoriaNuclear (A.R.N.).todos dependientes de la Presidencia de la Nación. Participó en representación de la República Argentina en la “International Conference On Security Of Material-Mesures To Prevent, Intercept And Respond To Ilicit Uses Of Nuclear Material And Radioactive Sources” organizado por la IAEA, e INTERPOL el 07-11MAY01 en Stockholm, Sweden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario