lunes, 9 de enero de 2017

LA COMPAÑÍA DE BASKOS EN LA DEFENSA DE BUENOS AIRES EL 5 DE JULIO DEL AÑO 1807 (Texto extraído del libro “Los Baskos en ...





José María Rojas Argerich, participó en las invasiones inglesas, 
luego como capitán de artillería en la primera expedición 
auxiliadora al Alto Perú, luchando en la batalla 
de Suipacha y en la de Huaqui 

ASOCIACIÓN DESCENDIENTES DE GUERREROS Y 
PRÓCERES DE LA INDEPENDENCIA

"Desde las luchas por la Independencia Nacional, hasta la guerra por recuperar las Islas Malvinas, fueron muchos los argentinos que dieron su vida por defender la Patria; lo hicieron por millones de compatriotas, contemporáneos y venideros, demostrando una valentía suprema y un amor inconmensurable. En los libros de historia sólo podemos encontrar unos pocos nombres, que se han destacado por su acción. Hoy nosotros queremos rendir un merecido homenaje a esos soldados desconocidos, que no figuran en libros, diarios y revistas, pero que murieron en suelo de nuestra Patria y nos representaron a todos los habitantes, tan dignamente, defendiendo nuestros derechos. Sólo podemos expresar, además de nuestro recuerdo, un

" ¡VIVA LA PATRIA!


En esta fraternal iniciativa que la colectividad baska brinda a la República Argentina, con motivo de su Centenario, creo de oportunidad se publique la lista de los bizkainos y nabarros que formaban las cinco compañías agregadas al Batallón Voluntarios de Kantabria, que peleó en el Puente de Barracas, Corrales de Miserere y en la acción general de la Plaza, en los días 2, 3, 4, y 5 de Julio del año 1807, cuando nos invadió la Inglaterra con un ejército de las tres armas compuestos de 9.800 soldados al mando del general J. Witelock, coroneles Cranfurd y Pack. 

Véase del Estado Mayor General de la fuerza efectiva del Batallón Voluntarios de Kantabria, que formaban las compañías de bizkainos y nabarros, en el acto de partir para el campamento del ejército, al otro lado del Puente de Barracas, en la tarde del día 1º de Julio del año 1807. 

Plana Mayor

1º Comandante: Don Prudencio Murgiondo (Comandante de Voluntarios del Río de la Plata). 
2º Comandante: Don Ignacio de Rezábal, actual primer Comandante del Batallón de Voluntarios de Kantabria. 
Ayudante: Juan Ángel de Goikochea. 
Capellanes: el R. P. Mastre Fray Gregorio Torres del Orden de Predicadores. 
Presbítero: Don José Antonio Achega. 
Cirujanos: Don Gerónimo Arechaga, y ayudante cirujano, Don Javier de Azpiazu. 

2º Compañía de Bizkainos y Nabarros 
Capitán: Don José Agustín Lizaur. 
Teniente: Don Juan Pedro de Garnalena. 
Subteniente: Don José de Muguerza. 
Decuriones (este nombre equivale en la Milicia al grado de Cabo de Compañía): Don José de Izurrieta, Domingo de Echeberría, Juan Pedro Barangoi. 

Camaradas (soldados): 
Vicente de Gainza, Martín de Aguirre, Pedro Francisco de Agote, José de Berbedel, Juan Bautista de Ituarte, Francisco de Echebarría, Miguel de Villar, Narciso de Iranzuaya, José María de Agote, Andrés de Migoia, Francisco Ramón de Udaeta, José Lino de Chopites, Patricio Zabalía, Juan Ramón de Agote, Ramón de Laso, Antonio de Arechaga, Juan Antonio de Arrien, Francisco Recabarren, Francisco Merino, José de Ereño, Nicolás de Segura, Fermín de Camino, Sebastián Iparragirre, Gregorio Allende, Joaquín de Zubillaga, Ángel de Echebarría, Cipriano de Sagastizábal, Ramón de Quintana, Antonio Luis Badal, Santiago de Arce, Hipólito de Echanis, Pelayo de Arocena, Pastor de Tellechea, Juan Cruz Parodi, Pedro de Muñoz, Juna de Araujo, Francisco de Aramburu, Joaquín Ibarnia, José María Errazquin, Juan José de Villasante, Elías de Leguina, Lázaro de Elortondo, José Gregorio Salao, José Guardo, Ramón Fernández, José Gabino de Castro, Santiago Sánchez, Mauricio de Pizarro, Antonio de Cortaberría, José de Hontaneda, Agustín Sáenz y Feliciano de Isurrieta. 

3º Compañía 
Capitanes: Norberto de Quirno y José Santos de Irigoyen. 
Teniente: Pedro de Berro. 
Decuriones: Don Manuel de Lezama, Antonio de Macazaga y Juan Miguel de Carlos. 
Camaradas: 
Don José de Goya, Juan de Anchordoki, Anselmo Bermegillo, Pedro Maruri, Melchor Albín, Contador de la Real Renta de Correos, Luis de Gardeazábal, Juan Bautista Gaiztarro, Julián Giztarro, José Amézaga, Pedro Añorki, Bartolomé Zaballa, Lino José de la Torre, Ramón de Ansó, Manuel Olaskoaga, José Arana, José Felipe de Nekochea, Juan Antonio de Isa, Domingo de Alburu, Pedro Cartucha, Domingo Velesi, Pedro Ignacio Satalani, Bruno Moranchel, Marcelino Vega, Gregorio Salaya, Juan Bautista Prusain, Francisco Ansó, Martín de Echarte, Nicolás Vicente Labunal, Pedro Cipriano Barace, José María Ezcurra, Higinio Gardeazábal, Manuel Gorostizaga, Martín Elordi, Tomás Landaeta, Pedro de Salcedo, Juan Pedro de Zelayeta, Pedro Pablo de Urquiaga, Francisco de Uriarte, Albaro Dabalillo, Juan José Arregui, Mariano de Iparragirre, José Bontí, Cayetano Artayeta, Marcos Lerman, Bautista Brusain, Manuel Fruto. 

4º Compañía

Capitán: Juan Antonio de Santa Coloma.
Teniente: Pedro Real de Asúa.
Decuriones: Tomás de Echechikia, Lorenzo Antonio Uriarte, Manuel Garrastazu, Rafael Zaldarriaga. Camaradas: Ramón de Uriarte, Jorge P. Terrada, Francisco Pombo de Otero, Pedro Budiola, José Zerraeta, Tomás Garay, Modesto Uribelarrea,, Juan Arriola, Antonio Rubio, Manuel Villaluenga Torres, Tomás Peña, Ramón Izaguerre, Pedro José Ibarra, Juan Luis Licona, Juan de la Franea, Domingo M. Gaudencio Noble, Elías Gil, Santiago Ferrari, Félix Urioste, Juan Antonio Gana, Mariano Gazcón, Ruperto de la Concha, José Alday, Juan Bautista Jáuregui, Miguel Iturraspe, Marcos Quiroga é Ibarrola, Antonio Babañoli, Francisco Goñe, Francisco Barbachano, Miguel José de Ugalde, Juan Luis Erresola, Juan Pedro de Brea, José Arestegui.

5º Compañía

Capitán: Pedro Ansoategui.
Tenientes: Manuel Ortiz Basualdo, Juan Antonio Zelaya.
Decuriones: Joaquín de las Carreras, Juan Murrieta, Fermín Ibáñez, Juan Bautista Ruiz, Miguel de Elordi, Manuel Latorre, Tomás Ortiz Quintiliano Ferreyra, Francisco Sanginés, Juan José de Ansoategui, Pedro Murrieta, Luis Añorga, Domingo Sierra, Juan Pedro Echepare, Domingo Mendiburu, León Urain, Ramón Durañona, José de Larraechea, Nicolás Nieto, Juan Francisco de Viguri, Domingo de Inchaurregui, Manuel Basarte, Tiburcio de Llano, José María Susaya, Camilo Iduarte, Francisco Barace, José María Aguilar, José Manuel de Inchaurregui, José María Santú, José de Aguirre, Juan Francisco Alisal, Martín Pereda, Agustín Arza, Agustín de Urioste, Vicente Casares y Murrieta, José Lopetegi, Manuel Larota, Manuel Iduarte, Pedro Murúa y Alzaga, Joaquín Suárez, Miguel Peñaloza.

6º Compañía

Capitán: Juan de la Elguera.
Teniente: José Antonio de Irigoyen.
Decuriones: Juan Bautista Mujica, Juan José Zapiola, Andrés Lascano, Pelayo Zapiola. Camaradas: Miguel de Irigoyen, Agustín de Unzaga, Juan de Dios Arresain, Juan Bautista Olazarri, Félix Lascano, Agustín Abasolo, Nicolás Suárez, Domingo Lascano, Roque Velásquez, Juan Fco. Minondo, Ramón Burzaco, Juan Enrique Aguirre, Juan Jauregui, Domingo Eizaga, Agustín Onederra, Juan Ventura Cobeaga, Angel Ananto, Miguel de Sasturain, Auseio Arechaga, Juan Lazaga, José Zuda, Fco. Arecha, José Artechabarría, Fco. Ortúzar, Martín Iraola, Juan Albarasturi, Simón Lejarza, Ramón de Reguna, José Buenechea, Fco. Isidro de Larrabide, José Ignacio Irureta, José de Elejaburu, Simón de Escarza, Gaspar Chacón, Juan José Córdoba, Antonio Chupitea, Pedro Uribe, Domingo Laris, Juan de Tejeda, Manuel de Migoia. Baskongados muertos en los combates del día 2 de Julio en los Corrales de Miserere, en las guerrillas ó acciones parciales de los días 3 y 4 de Julio y el combate general del 5 del mismo mes:

Soldados: Cazadores, José Ignacio Alcáraz, José Gabriel Chaparro, Baltasar Feijoo.
Capitanes: José Santos de Irigoyen, José de Muguerza.

Tomo lo nombres de estos valientes baskongados de la memoria que publicaron sus jefes los comandantes don Prudencio Murguiondo y dos Ignacio de Rezábal. El alma de la heroica defensa de Buenos Aires lo fue el alcalde de primer voto don Martín de Alzaga, secundado por el Cabildo y el pueblo, que abriendo fosos, formando cantones y trincheras esperó al extranjero invasor. En esos días no sólo se distinguieron los soldados, nuestras abuelas pelearon a su lado y más de una se distinguió en una acción heroica (1).

En esos combates, muchos euskaros regaron con su sangre generosa el suelo de la patria. En Santo Domingo cayeron el capitán de la tercera compañía don José Santos de Irigoyen y don José de Muguerza de la segunda, sin poder haber visto triunfante y libre a su patria adoptiva.

Cuando se rindió el general Pack, que ocupaba el Convento, tenía ochenta muertos en la torre, por los certeros tiros que con un cañón le hizo desde el patio de una casa vecina, el capitán de Patricios don Jacobo Adrián Varela, y cuyas balas aún pueden verse incrustadas en la torre del Convento.

El famoso general Pack, que con sus tropas había asesinado a las familias de Maderna y Unquera y a tres religiosos del Convento de Santo Domingo, cuando en la madrugada del día 5 de Julio tomó esta ventajosa posición, no tuvo inconveniente de pedir que lo ocultaran cuando los patricios lo buscaban, después de vencer a sus soldados. Esos buenos frailes a quienes había ofendido, fueron su amparo, tres veces buscado con ahínco por los patriotas, fue otras tantas sustraído a la venganza del pueblo, por la ilustre filantropía y bendita caridad del respetable Prior Fray Francisco Javier Leyva, que ocultándole a la activa diligencia con que le buscaban, pudo salvarse escondiéndose en el camarín de la efigie de la virgen en el altar mayor.

En ese Convento fue rendido el general Cranfurd con 930 soldados y toda su oficialidad, sus banderas (que pueden verse dentro del templo) y entre ellas las del famoso Regimiento 71 que jamás fue vencido (2).

Así concluyó, y tal fue el fin que tuvo la dispendiosa empresa de la Gran Bretaña sobre el Río de la Plata, pues se le obligó a evacuar a Buenos Aires en el plazo de diez y ocho horas.

Muchos bakongados del alto comercio se distinguieron en esta gloriosa defensa. Tengo a a la vista la nómina donde consta que ofrecieron sus caudales para equipar a este batallón, y en primera línea se destacan los nombres de Martín de Sarratea, Tomás de Balanzategui, Martín de Alzaga, alcalde de primer voto; Francisco Antonio de Letamendi, Francisco Ignacio de Ugarte, Juan Bautista de Elorriaga, Cristóbal de Aguirre, José Ramón de Ugarteche, Juan Antonio Lezica, Tomás de Ansoategui, oidor decano; Andrés de Migoia, alcalde de primer voto del Cabildo de Luján; José Santos Ichaurregui, Domingo Antonio de Achával, Gabriel Real de Asua, Joaquín Madariaga, Agustín de Olavarría, Benito de Olazábal, Juan Ignacio Ezcurra, Francisco Ortúzar, Mateo Chavarría y Sebastián Eyzaga. Esta lista publicó la Imprenta de Niños Expósitos en 1808.

Sólo nos falta que paguemos la deuda que tenemos con los valientes capitanes Irigoyen y Muguerza, y al doblar una rodilla ante la tumba de estos dos héroes, invitó a los bakongados y a sus hijos a hacerles la justicia póstuma, colocando una placa de bronce con sus nombres en el vestíbulo del Templo de Santo Domingo, donde ya está la de sus valientes compañeros.

Julio Migoya García (1) Una de ellas mató un soldado inglés y presentó el fusil al virrey Liniers que le dio el grano de alférez y le decretó una pensión.
(2) Cuando el Regimiento Inglés 71 estaba prisionero en el Cabildo aparecieron en las paredes estos versos escritos con carbón:

Aquí yace el famoso regimiento 
Nombrado del inglés 71; 
Que en lides mil salió con lucimiento, 
A la fuerza y valor de unos soldados 
Que sin brillo, sin lustre y desastrados 
Abatieron en orgullo en un momento. 
Llora Inglaterra esta desgracia 
Sirviendo de escarmiento a su osadía 
Al saber sucumbieron por su audacia
 Cerca de dos mil hombres… que manía 
Intentar dominar su ineficacia. 
Del “Argentino” el brío y valentía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario