domingo, 19 de marzo de 2017

ASOCIACIÓN DESCENDIENTES DE GUERREROS Y PRÓCERES DE LA INDEPENDENCIA. ACÁ COMBATIÓ MI ABUELO CHOZNO, EL TCNL D JOSÉ MARÍA ROJAS ARGERICH.LAS INVASIONES INGLESAS RENDICIÓN DE WHITELOCKE.



Don José María Rojas Argerich, Guerrero de la Independencia argentina. Cabo en primer escuadra del Regimiento de Patricios,combatiendo en la primera y segunda invasión inglesa, Subteniente al producirse el movimiento emancipador, marchando el 6 de julio de 1810 en el ejército auxiliar comandado por Ortiz de Ocampo, asistió a la represión de la rebelión de Liniers en Córdoba, al combate de Cotagaita, a la batalla de Suipacha y a la acción desgraciada del Desaguadero o de Huaqui, el 20 de junio de 1811 

Es nombrado subteniente de Granaderos el 16 de enero de 1811 siendo destinado al arma de Artillería
  
Es nombrado segundo jefe del Parque de Artillería instalado en San Telmo en 1812. El 26 de abril de 1813 el Triunvirato compuesto por Alvarez Jonte, José Julián Pérez y Rodriguez Peña, le extienden los despachos de Teniente de Artillería y luego Capitán. 

En 1816 cuando el Parque estaba bajo su dirección se fundieron 22 cañones de batalla de bronce y tres de montaña, mochilas, caramañolas, monturas y zapatos, herraduras para la mulas y caballos y bayonetas para los soldados.


El 31 de agosto de 1816 el director supremo Pueyrredón le otorgó los despachos de sargento mayor. Una grave afección al oído lo obligó a retirarse del servicio activo cuando es nombrado Teniente Coronel

"Desde las luchas por la Independencia Nacional, hasta la guerra por recuperar las Islas Malvinas, fueron muchos los argentinos que dieron su vida por defender la Patria; lo hicieron por millones de compatriotas, contemporáneos y venideros, demostrando una valentía suprema y un amor inconmensurable. En los libros de historia sólo podemos encontrar unos pocos nombres, que se han destacado por su acción. Hoy nosotros queremos rendir un merecido homenaje a esos soldados desconocidos, que no figuran en libros, diarios y revistas, pero que murieron en suelo de nuestra Patria y nos representaron a todos los habitantes, tan dignamente, defendiendo nuestros derechos. Sólo podemos expresar, además de nuestro recuerdo, un

¡Viva la Patria!



La rendición británica del día 7 de Julio de 1807 parece marcar la victoria total del poder español sobre el territorio, pero las ironías de la historia volvieron en esta victoria el primer paso hacia el colapso del Imperio Español en América.



No hay comentarios:

Publicar un comentario