viernes, 15 de septiembre de 2017

15-09-1806 – Regimiento de Patricios: Se crea este regimiento para enfrentar a los invasores ingleses.


15-09-1806 – Regimiento de Patricios: Se crea este regimiento para enfrentar a los invasores ingleses. Sus primeros jefes fueron Cornelio Saavedra y Esteban Romero. 

El Regimiento de Infantería 1 “Patricios” nació el 15 de septiembre de 1806, con motivo de la primera invasión inglesa al Río de la Plata, respondiendo a la proclama del Capitán de Navío Santiago de Liniers y Bremond, que convocaba a todos los ciudadanos a armarse contra el enemigo. Tuvo su bautismo de fuego el 5 de julio de 1807 defendiendo Buenos Aires durante la segunda invasión. Los colores de su uniforme y el bravo grito de “Patricios” estuvieron siempre, donde quiera que la Patria jugara su suerte a la verdad de las armas. Fue su primer Jefe el entonces, Teniente Coronel Don Cornelio Saavedra. 

Revistaron en las filas de esta gloriosa Unidad personalidades de la talla de Belgrano, Chiclana, López y Planes, Pedriel, Díaz Vélez y miles de valientes criollosentre los que se encontraba el Tcnl D José María Rojas Argerich (hoy el Batalón de Arsenales lleva su nombre) que “Buenos Aires heroica ofrendó” para la noble misión de defender la libertad y los derechos del hombre. Las Invasiones Inglesas fueron una serie de expediciones británicas que atacaron a las colonias españolas del Río de la Plata a principios del Siglo XIX. 

Los invasores ocuparon la ciudad de Buenos Aires en 1806 y fueron vencidos 46 días después por un ejército proveniente de Montevideo comandado por Santiago de Liniers. 

En 1807 una segunda expedición tomó la plaza fuerte de Montevideo y permaneció en este enclave por varios meses. Un segundo intento de ocupación de la capital del Virreinato del Río de la Plata, en ese mismo año, fue exitosamente combatido por las fuerzas defensoras, que se componía no sólo de las tropas oficiales al servicio de la corona sino también de numerosas milicias urbanas, grupos de criollos a quienes se había armado y organizado militarmente. 

La resistencia del pueblo y su participación activa en la defensa y la reconquista aumentó el poder y la popularidad de los líderes criollos e incrementó la influencia y el fervor de los grupos independentistas. Paralelamente, quedó en evidencia de la incapacidad de la metrópoli de defender a sus colonias en el contexto de los conflictos internacionales de la época. 

Estos motivos convierten a las invasiones inglesas en uno de los catalizadores de la causa emancipadora en la Argentina y gran parte de Hispanoamérica. 

La Revolución de Mayo de 1810, eclipsaría la importancia de las invasiones inglesas. La cultura popular argentina sólo rescata el agua y el aceite hirviendo sobre las tropas invasoras. 

Sin embargo, fue en el cabildo abierto del 10 de febrero de 1807 cuando por primera vez prevaleció la voluntad del pueblo americano por sobre los intereses de España, ocasión en que se resolvió la destitución del representante del rey. El Regimiento de Infantería 1 “Patricios” estuvo presente en las jornadas de mayo de 1810, velando con sus armas el nacimiento de la Patria. 

Bajo la inspiración de su primer jefe, el Brigadier General Cornelio de Saavedra, aseguró la ejecución de la voluntad criolla en aquellos difíciles días que culminaron con la constitución de la Primera Junta de Gobierno, dando luego sobre la base de sus tres Batallones origen al Ejército cuando se organizó el 29 de Mayo. 

Desde aquel momento participó en las jornadas decisivas de la guerra por la independencia y bajo las órdenes del General Belgrano. Durante la Guerra de la Independencia, participó entre otras, en las gloriosas jornadas de Suipacha, San José, Las Piedras, Montevideo y Tucumán. Bravos en el triunfo y abnegados en la derrota, los Patricios supieron defender con su sangre el celeste y blanco del pabellón nacional. Durante la Guerra contra el Imperio del Brasil, inscribió páginas de gloria en su historial, participando en los combates de Bacacay e Ituzaingó en 1827. 

En los largos años de guerra civil entre unitarios y federales, desatada con el fusilamiento de Dorrego en 1828 y que, hasta 1852, habría de cubrir de drama y sangre el territorio argentino, el cuerpo de Patricios perduró siempre, aunque con distintas denominaciones, participando con el ímpetu y el valor de siempre en la defensa concluida por Rosas, del suelo la dignidad argentina, cuando varias potencias extranjeras coligadas, aprovechando la lucha patricida, pretendieron apoderarse o dividir el territorio patrio. En el año 1833 intervienen en la campaña del desierto de Juan Manuel de Rosas en la provincia de Buenos Aires, y en 1838 en la defensa de Martín García a las órdenes del Teniente Coronel D. Gerónimo Costa, durante el bloqueo francés al Río de la Plata. 

En la década de 1840, participó exitosamente en el rechazo de las sucesivas incursiones anglo-francesas a las costas argentinas, alcanzando su mayor brillo el 20 de noviembre de 1845 en el Combate de la Vuelta de Obligado donde el valor de los Patricios, junto con los lugareños, volvió a trascender las fronteras del país, siendo motivo de admiración de los comandantes y tropas extranjeras. Participó -hacia 1865- activamente en la llamada “Guerra de la Triple Alianza”, destacándose por su valor y coraje, participando en Yatay, Paso de la Patria, Tuyutí, Yatayty-Corá, Estero Bellaco, Lomas Valentinas, Humaitá y Curupaytí, batalla en la que dejara heroicamente su vida en el campo de combate el Jefe del Regimiento, Teniente Coronel Don Manuel Rosetti. En 1982, durante la “Gesta de Malvinas”, una de sus compañías tomó parte en la defensa de Puerto Argentino y en el combate de Monte Longdon, donde muere el Soldado Clase 63 Claudio Bastida. (Fuentes: Página Oficial del Regimiento de Infantería 1 “Patricios”- La Gazeta Federal www.lagazeta.com.ar)

                            www.ordendeloyola.com.ar ordendeloyola@gmail.com  -  www.co.s.int.argentina - facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario